enero 20, 2006

LA GACETA DE LOS MUERTOS nº 3





La Gaceta de los Muertos(c)

Dirección y Edición: Úrsula Starke

Comité Editorial: Úrsula Starke, Bárbara Starke, Karen Cabezas

Diseño Artístico: Bárbara Starke

Columnistas: Karen Cabezas, Yuri Pérez, Marcelo Mallea

Representante y Relaciones Públicas: Úrsula Starke

Producción: Colectivo de Artes El Ático

colectivo_el_atico@yahoo.es

lagacetadelosmuertos@yahoo.es

Todos los Derechos Reservados

Enero 2006

¿POP ART?

Galería Subterránea
Por Greta Garbo


Cuando se acuñó el término Pop Art qué se quería expresar realmente: ¿La venganza de las vanguardias y su inclusión en el estrato popular o utilizar el estrato popular como ícono artístico?. Hasta el momento las conclusiones pueden ser varias y diversas. No vale la pena discutir porqué. El asunto que sí me interesa es discernir si el tal Arte Popular o Arte para el Puopolo es quién debe o quiere ser.
En ese sentido, el movimiento artístico conocido como Pop Art vino a refrescar la idea de un arte dirigido al pueblo, desencajádolo de su condición elitista, que a pesar de haber sido esa idea manoseada hasta el cansancio durante las vanguardias, ya está claro que nada bueno resultó de ella. Esta nueva mano de pintura que se le dio al concepto vino estrechamente ligada con las consolidadas facultades de la era consumista, lo que dio un fuerte respingo al modo en el arte. Con la industria establecida como principio y fin de todas las cosas, el arte contaba con un posible aliado. Y así fue. La reproducción de la obra de arte se convirtió en una realidad y con esa realidad apareció un nuevo público: la masa. En las últimas décadas del siglo XX este cambio originó una inédita forma de hacer y "comercializar" las creaciones: el arte se vende!!.
Siempre el arte se había vendido, de algo tenían que vivir los artistas. Pero nunca antes como ahora se había mirado el proyecto artístico como un producto artístico. Todo tiene que evolucionar. De ahí que la evolución del arte al Pop Art sea toda una falsedad. No se puede concebir una transmutación en el tiempo de esta manera, con una mudanza de valores tan drástica (y no me refiero a los valores monetarios). El arte no cambió, sigue ahí, tan elitista y afectado o tan folklórico y tradicional. Lo que ocurrió finalmente y que es lo que consumimos ahora, una distinta gama de la producción de "merchandasing del arte". Nada más. Y eso es lo que vende, lo que circula, lo que se compra. Desde la decoración de una vitrina, pasando por la publicidad, el diseño, la gráfica, hasta una agenda de Klimt, una polera de el súper ventas Van Gogh o una simple y barata chapita de Warhol. ¿Existe el Pop Art?. Respóndalo Ud mismo!.

Vieja Escuela: Boris Calderón



Por Úrsula Starke

Boris Calderón nace en San Bernardo el 12 de septiembre de 1934. Casi toda su vida se desarrolla en la comuna de Buin. Este poeta siempre estuvo preocupado por las clases más postergadas de la sociedad, es por ello que pertenece en sus primeros años a las Juventudes Comunistas. Fue gran amigo de Pablo de Rokha y su familia. Publicó "Estío en la materia" (1954), "El libro de los adioses" (1956) y "Canción para una niña llamada Francisca" (1959). Muere a la corta edad de 28 años, el 1 de mayo de 1962, producto de un tumor cerebral. Sus restos descanzan en el cementerio de Buin.

Boris Calderón pertenece al grupo de poetas marginados que, sin emabargo, poseen una obra poética notable. En este sentido y ajeno a las antologías o rescates, Boris Calderón suele ser admirado por quienes se adentran en las letras chilenas, por su inimitable e inimitada pluma, furibunda, vertiginosa, apasionada y palpitante como pocos, dando a su joven y corta producción literaria un valor excepcional dentro de la historia de la poesía en Chile.
A continuación, textos de Boris Calderón obtenidos de sus viejos libros, casi imposibles de encontrar. Un valioso regalo para los lectores de La Gaceta de los Muertos.



1

"La luz está rota bajo mi piel"


A la sombra de los astros,
bajo los grandes leprosarios del invierno,
Me has esperado siempre
Desde que eres cruz de ébano.
Desorbitado de fantasmas, enloquecido,
Vago por túneles de cristal hacia los acantilados,
Te busco, para disolverme en tí como la música del
vicio
Quiero encontrarte gimiendo,
Antes que precipites el alba en la oquedad de mis fauces;
¿Dudas todavía ser flor de los abismos?
Pienso que seguirás siendo de ébano
Como cuando Dios convulso aulló: ¡Hágase la luz!
Debes ignorar que tras el horizonte
Hay una catástrofe de columnas y planetas enloquecidos,
Y que aún dista la selva de nelumbios.
¡Ay! amada, ¡Isla de Anémonas, Joya de Espanto!
¡Arroja sobre el océano tus cánticos de oro!
¡Desgarra mi corazón en el crepúsculo!
Toca tus ojos con el azufre de mis alas negras
Y verás revolcarse la tragedia del opio.
Allí, desesperados frente a la eternidad,
Solos frente a los mares de amatista,
Cuando se hunda el ocaso como una naye de espanto.
Pálidos y en silencio, enterraremos la belleza.





9

En los ataúdes de caoba hay bellas mujeres muertas.
Somos el símbolo del advenimiento de la tierra y
el trueno,
Hemos merodeado antes las fuentes siderales,
Hemos crecido en los círculos prehistóricos del planeta
Y anillado gravedades.
La leyenda de los pálidos hieródulos,
Alcanzó su resurrección para que te amara.
He rasgado las túnicas del cielo cuando declinan las
charcas.
¡Ah! bien amada,
Vuelve a la vida desde el corazón de la tierra que te
envuelve.
Estoy enfermo de saurios y de estrellas.
Un lagarto negro me está sorbiendo los ojos.
Y tú, virgen de ébano, te adhieres en mi cuerpo.
Te anudas a mis brazos
—Como la cuerda desesperada que amarra el barco que
se hunde—
Arrodillada en las auroras boreales,
Tu actitud recuerda la congregación de palomas en celo.
Esclavos de piedra que han ejecutado
Silenciosos vicios cada noche,
Adornan la encrucijada donde se sepultaba
antiguamente a los tísicos
Para nuestra llegada,
Siguen vociferando los escualos,
Y gimiendo y resbalando, ebrios de deseo.
Y la copa de la medianoche se colma de constelaciones.
Llegaremos a libar el asco de distintas latitudes.
Dejaré en cualquier árbol mi vestimenta de macho cabrío.
Tú descenderás como cuando eras mortal.


* De "El Libro de los Adioses" – Elegías – "Angélica Heredad Muerta" (1952-1954)

ME ESPERAS EN LA NOCHE VERDE



De DORMIDOS pozos sépticos, vengo desde el fondo,
Asaltado de piojos y de lacras en la noche verde.
Tú me esperas hundida en el pantano
Con los ojos cerrados, maldiciendo.
Amarrada a mis designios.
El clamor de tu boca convulsiona las estrellas
Y se triza el cielo con tu aliento oscuro.
Soberana silenciosa
Te avasalla mi falo como un lirio de espanto,
Te doblego encima de las tumbas
Y nuestro orgasmo de murciélagos cubre el Universo.
Hermosa mía, el oro de tu cabellera
Cae encima de tu frente como una paloma en el océano.
¿Hacia dónde desbordas tus corolas
En la noche aterrada?
¿Quién violenta tu tálamo de mármol?
En el alba tus manos se pueblan de pelos y de anémonas,
El odio te brota por los ojos y la boca
Y lloras de placer sobre la Biblia.
Huye, Desbocada,
Antes que el espanto ilumine nuestro crimen.

* De "Oquedad". 1954, Resurrección de las Sombras

NO SONIDO DEL DELIRIO FANTASMA


Hacia dónde huímos, arrancándonos las carnes?
Acosados de tinieblas. Perseguidos.
¿Hacia dónde? Gris del ángel.
En el Más Allá tras el llanto de las hienas,
Con un junco de oro entre sus manos descarnadas
Dios sacude y abre para siempre
La eternidad de nuestros ataúdes.
¡Cómo te amo!
¡Cómo un tumulto de moscas afiebradas
Encienden mi delirio!
Más, ¡oh! Bellas esclavas de la noche,
¿Por qué habéis adornado mi frente lacerada
Con guirnaldas de serpiente?
¿Porqué, malditas?
La noche en ella se ha posado verde
Y me muerde su color sin límite,
Me enloquece su color caído,
Su verde devorado por la muerte.
Mientras, alejada, todo cambia, todo muere,
Tu diadema de crótalos,
Tus cristales enlodados y tu llanto.
Todo ha muerto, Deshojada, todo ha verde
Y caído para siempre en el sonido.


* De "El Canto de las Bocas Muertas", 1955 – Exaltación del Suicidio

El Tocadiscos


Por Karen Cabezas

EL TOCADISCOS VUELVE A COBRAR VIDA…
Canción : Precious
Disco : Playing The Angel
Interprete : Depeche Mode
Reino Unido, 1979. Nace la banda Composition of Sound, el primer paso de los ingleses Vince Clark, Martin Lee Gore y Andrew Fletcher. Tocando un pop electrónico y con Vince como vocalista, deciden que necesitan un nuevo frontman. Es así como en 1980 ingresa a la banda a Dave Gahan (como vocalista) y cambian su nombre a Depeche Mode (nombre derivado de una revista francesa). Comenzaron llamando la atención en clubes londinenses y en distintos sellos. Consiguen grabar su primer sencillo con el sello Mute Records "Dreaming of me", el cual alcanza el número uno en las listas de Gran Bretaña en 1981, con lo que la banda consigue salir del anonimato. Ese mismo año aparece su primer disco "Speak and spell". Luego de la partida del líder de la banda, Vince Clark, muchos creyeron que Depeche Mode desaparecería, pero se hizo cargo Martin Gore, quien se encargó de la composición de los temas. Desde ese momento sus propuestas líricas fueron más amargas y las atmósferas más sombrías, abandonando ese pop electrónico minimalista que los hizo conocidos. Los discos que siguieron fueron consolidando aún más a la banda, pero muchos dramas afectaron a sus integrantes. D. Gahan se volvió adicto a la heroína e intento suicidarse luego del abandono de su esposa. Por otro lado, Martin Gore abandona definitivamente la banda.
En 1996 y con D. Gahan ya rehabilitado, Depeche Mode convertidos en trío, graban un nuevo disco: "Ultra" (1997). Tras años de ausencia en el panorama discográfico, retornan con "Exciter" (2001) el cual fue recibido con diversas opiniones. El 2005 aparece su nuevo disco "Playing the angel", no tan digital como los anteriores, si no que más armónico. El mismo Dave Gahan ha dicho que este disco trata de "dolor, más dolor y un poco de sufrimiento".
Que más puedo agregar de una banda con tanta trayectoria (17 discos) y de su último trabajo sólo puedo aconsejar, escúchenlo y disfrútenlo.

Guardo lo más esencial dentro de la maleta antes de emprender este viaje. Subo al auto y comienzo a conducir sin destino. Por el momento quiero despejar un poco mi mente. //Las cosas se dañan, las cosas se rompen, pensé que lo habíamos controlado, pero quedaron palabras sin decir dejándonos demasiado frágiles, hubo tan poco para dar //. He vivido tantas cosas, buenas y malas. Por mucho tiempo me he sentido la mujer más hermosa y afortunada el mundo, pero he sufrido un gran golpe que me ha llevado a cuestionar tantas cosas, a sentirme insegura como nunca, a sentirme frágil y diminuta. Sé que he cometido errores, pero no soy la gran culpable de todo, lo único que quiero es volver a sentirme como antes y si no se puede pedir tanto, sentirme con algo de tranquilidad y felicidad. Con eso me conformo. Pero lo que anhelo más que nada en este mundo, es que tus ojitos vuelvan a tener ese brillo resplandeciente que alguna vez iluminó mi vida entera. // Angeles con alas de plata, no deberían saber de sufrimiento, desearía poder tomar todo el dolor por ti, si Dios tiene un plan maestro, que sólo él entiende, espero que lo esté viendo a través de tus ojos //. Me detengo en un oscuro callejón para poder desahogarme de una vez por todas, ahora que estoy lejos de todo y de todos. Luego de calmarme un poco, enciendo un cigarrillo y lo fumo lentamente, observo lo estrellada que está particularmente la noche. No me derrumbaré, nada hará detenerme, regresaré de donde vine, lo seguiré intentando hasta agotar todas mis fuerzas, si es que es cierto lo que dicen, que el amor lo puede todo. // Ruego por que aprendas a confiar, a tener fe en nosotros dos y mantener un lugar en tu corazón para dos //.

enero 12, 2006

Entrevista al Ciudadano N.N

Entrevista al Ciudadano N.N

Por J.F Kane

Saludos gente. En este número publico una especial entrevista realizada hace un par de semanas al NN más entretenido que me haya tocado interpelar. ¿El tema? El poeta, la poesía, el oficio, el arte. Espero que lo disfruten y, pueblo querido, los animo a adivinar quién fue mi entrevistado (a).

Hola. Veo que ya estás trabajando, ¿Qué haces ahora?

Uf!, estoy trabajando en un proyecto que enviaré a los Fondos de Cultura. Espero que me pesquen este año, ya estoy aburrida de gastar plata en fotocopias que no llegan a ningún lado.

Y, hablando de los fondos de cultura, ¿Qué piensas acerca del formato que poseen para evaluar proyectos?

La verdad, sería perder tiempo si nos ponemos a hablar de eso. En todos lados se evalúan igual, es un formato universal. De lo que hay que hablar es de cómo no usan ese formato y hacen la repartija de la plata entre amigos. Eso sí es tema.

¿Porqué? ¿Crees que el sistema es corrupto?

Todos los sistemas son corruptos. La diferencia que debería haber es que los que manejan el sistema traten de evitar esa corrupción. Pero es complicado hacerlo cuándo ves tanta plata. Porque si te poner a revisar las listas de quienes han recibido los fondos estos últimos varios años, te vas a dar cuenta de que, curiosamente, los nombres se repiten. No es fallo de la publicación ¡son los mismos!. Y si, además, te pones a estudiar (que no cuesta mucho) las relaciones entre quienes "evalúan" proyectos y quienes reciben plata, te darás cuenta que son íntimos amigos. Es una cuestión netamente política.

¿A qué te refieres?

A que si no presentas un proyecto que no hable de la dictadura, si no eres exiliado o hijo de exiliado, si no militas en el oficialismo, al "país" no le interesa saber qué es lo que haces. Entonces se queda debajo de la mesa un gran número de artistas que, sin importar sus inclinaciones políticas, desean crear por el solo hecho de crear algo bueno, fresco, estimulante. Te doy un ejemplo: estuve en los Carnavales Culturales de Valparaíso el año pasado y fui a ver la obra musical "Pasaporte" de Andreas Bodenhofer, en el Teatro Municipal de Valparaíso. Independiente del formato que usaba el compositor y director, el espectáculo dejaba mucho, pero mucho que desear. Primero, el guión de la obra era deficiente, faltaba coherencia en la historia que se quería relatar, la autobiografía del autor. Segundo, las imágenes que se proyectaban a modo de documental eran espantosas, no había manejo de cámara, iluminación, narración. Pésimo. Además no tenían una línea argumental necesaria para este efecto. En fin. Sin embargo esta obra había sido realizada gracias a los aportes del Fondo de la Música, ¿te das cuenta?. Tú te preguntas cómo una obra tan mala pudo obtener esa plata. La respuesta es fácil: el músico fue exiliado, amigo de exiliados, militante de izquierda. Yo no critico el trabajo anterior de Bodenhofer o su aporte como artista. Pero hay tantos otros músicos que no son necesariamente de izquierda y que tienen proyectos que tampoco son necesariamente de izquierda, que no reciben apoyo estatal por ese mismo motivo. Creo que la cosa es ultra elitista, aunque estos compadres siempre han luchado contra las clases, pero caen en lo mismo. Además todos ellos se fueron al extranjero, estudiaron allá, les fue bien. ¿Qué pasa entonces con los que en ese tiempo se quedaron acá en la lucha, los que aperraron con sus ideales, los que murieron?. Nada, se olvidaron de ellos.

¿Y cómo un artista joven se enfrenta a este panorama?

Con extrañeza, fíjate. Cuando era más pendeja pensaba que solo se necesitaba trabajo para poder surgir en la literatura. Pequé de inocente. Ahora, con tanto porrazo, me doy cuenta que al final lo más importante es tener pitutos. Sin embargo no pierdo la esperanza y sigo en lo mío, que es escribir. Claro que me importa el sistema, pero hay que seguir escribiendo, no hay que parar con nada porque, como digo, la poesía tiene patas sola.

Con respecto a tu trabajo ¿ves alguna diferencia generacional? ¿sientes que perteneces a un grupo?

Difícil pregunta. Mejor hazla cuando me muera (risas). Pero bien, hablando críticamente, no puedo distinguir muy bien si mi trabajo pertenece estrictamente a una generación. Yo pertenezco a una generación, está claro. Creo, eso sí, que los poetas de mi segmento somos poetas de una nueva idea. Porque la generación anterior sí era de transición, sin embargo nosotros ya apostamos por algo distinto. El problema es que no sé muy bien qué es eso distinto. Lo que sí te aseguro es que las influencias externas en nosotros cumplen un rol fundamental. Nosotros estamos viviendo en un espacio donde la globalización ha efectuado un gran cambio, donde el consumismo es primordial en nuestras vidas y la lucha para sobrevivir tiene nuevas reglas, basadas en la competencia cuerpo a cuerpo, sin mirar sexos.

Entonces apuestas por una literatura sin géneros

Yo lo hago, desde luego. Que eso sea real es otra cosa. Chile aún es un país machista a mango, por eso no puedo hablar de una poesía sin géneros. Todavía está "la poesía" y "la poesía femenina". Sin embargo, como te decía antes, la competencia, es decir, el trabajo, las oportunidades, el estudio, ya se vale de otros preceptos. Por eso no me siento diferente, siento que estoy en la misma que mis compañeros hombres.

Históricamente, ¿cómo te relacionas con la poesía femenina?

Más o menos. Tengo mis encontrones. Debo confesar que lo que más leo es a poetas hombres. Pero nadie me saca de la cabeza que Gabriela Mistral es mil veces mejor poeta que Pablo Neruda.

Pero tu escritura tiene un marcado tono femenino.

Obvio, soy mujer. Yo no te hablo de una guerra de sexos, que tonto. Nunca he pensado eso. Y no puedo evitar escribir a partir de mi condición de mujer. Ahora, creo que el "marcado tono femenino" al que te refieres no es tan así. Ese término puede jugarte en contra, está mal planteado. Pienso que mi poesía tiene el tono que tiene, el mío, sin importar qué tengo entre las piernas. Con respecto a eso me aburre ponerme a pensar en lo femenino y masculino como condición. Escribo porque soy poeta y trato de hacerlo lo mejor posible. Punto.

Cuáles son tus aspiraciones a futuro.

Poder tener una pega para poder seguir escribiendo. Sé que no puedo vivir de esto, así que no me queda otra que trabajar para escribir. Otra de mis aspiraciones es lograr crear conciencia del importante papel de los artistas en el desarrollo nacional, no cómo adorno, sino como agentes sociales. Ardua tarea, pero qué va, para eso estamos.


enero 11, 2006

NUEVA ESCUELA: Marcos Arcaya



Por Úrsula Starke

Marcos Arcaya Pizarro nace en La Ligua en 1979. Pertenece a Colectivo Lingua Quiltra. Es estudiante de Licenciatura en Castellano en la Universidad de Santiago de Chile y Diplomado en Género en la Universidad de Chile. Realizó el taller "Literatura Gótica y Surrealizante en Chile" a cargo de Tomás Harris. No se encuentra en ningún círculo literario de poder, no ha tomado taller de poesía alguno y permanece inédito, salvo textos de diferente tipo en pequeñas revistas de papel y virtuales.
En enero del 2006 obtuvo Mención Honrosa en el Concurso de Relatos organizado por la Asociación Pro Arte, Ciencia y Cultura Latinoamericanos (Yage) de Austria.

BÚSQUEDA EN LO PARÓDICO (fragmento)

I
influencias
tareas que logren reeducarnos
la felicidad de la muerte a los hombres lindos
la felicidad suprema de la vida
a veces la locura de los cuerpos nos engaña
víctimas ejemplares nos abandonamos
embriagados se destruyen la aceptación
el reclamo
la réplica
en ese mismo instante desdoblarnos
presencia ante otro sucumbimos a los mitos antiguos que renacen
halagar al varón en el deseo como anticipo de mortaja
religión de sacrificio
confundidos
la crónica policial nos lo recuerda
un hálito similar recorre los reflejos
como una conjunción de acendrados tabúes
la sangre la virginidad el erotismo la muerte

II
cuanto hay en este mundo
y no es todo
se acaba
luego cabe el mundo
en mi mano
se ofrece
carne y hueso ligado al tiempo humano
como un pan arquetipo que la mugre misma
distancia de muerte
gemido de masa y madera/hedía abominable
debidamente luego
los planetas colgando
el orden roto
el cuchillo en la cama

III
nuestros vestidos delicado de caderas esperó
atrapado y abajo por la profundidad
cuanto razonamiento encuentra
a su paso habita interrogante
quejidos cuajos rompieron
cada piedra en espalda
como enterraron sangre de mejillas giraban
deshojaban corazón llagado suyo sanaría
clasificado/ asimilado
desposeído/ mal lector
pero no mala persona

IV
bronce viejo papel picado somos
esmaltados de nombres imposibles
cuescos
no 1-2-3 sino incontables
bien cuchillo
por unos pocos soles
sólo pesos sin embargo
no hay historias valses de barraca cargados
consagrados a la misa callejera
estrechamos la condena
caímos
nos quebramos putas empeñosas
armas ajenas
perros sin fundo cuidamos

V
es en la noche que hay personas tan frágiles
para ellas el mundo
(el mundo un escenario)
aunque un poco reclinados seguir caminando
entre los gritos
sin épica/ un simulacro
casi siempre un simulacro
arrancar del taconeo
ocupado
patético
de guerra
en el medio/caídos
sugerentes a veces
y ni siquiera tener el consuelo de
Por alguna razón explicarnos
tienen armas decimos
una mofa
invasión
y vivir como
Defenderse

VI
que en el lecho lluvia dime
ni marca
es un cadáver
toda era culebrita en el lecho la manzana
mordida de mi ano con tu lengua
vino bebo soy un hombre
soy ceniza cuando dictan
como baba
soy un hombre
con tu lengua de mi ano
mordida
soy un hombre cuando

VII
oloroso pena pasillos un poco
ruido de teclas son
un poco rodando calle abajo
muestra las palmas tan blancas
doy media vuelta casi
nadando/flotar
dejar una estelita por el aire
son todas iguales como si nada
se agacha
fosa nasal inmensa
una trompeta un redoble
doy media vuelta casi
techos africanos/bocas argentinas
donde el sol donde el sol
sarpullido de puro sentir el viento
tengo tiempo ya de permanecer
hace tiempo ya
quiero renuncia
doy media vuelta casi
repito digo repito digo
dejar una estelita por el aire

VIII
pese a la rígida estructura del tiempo lineal
lo grisáceo de la simulación desaparece
(esa performática chusca)
o se hace peludo su cuero de vaca
donde el sol eterno no es
sino una mosca
donde ya el parangonar y precisar se hace caduco
se devela la hermosa imprecisión/la comisura
el evangelio pierde su forma de libro
el evangelio de risa caída al nivel del tobillo
lo divino se tuerce
se hace ángel enorme resucitado de luz
con un hado de challa/maquillado en exceso
sin fusil ni escopeta
sin arma corto punzante alguna
en cantidad de amigos lo que dura
en perturbar el dictamen
esta tos diminuta en papel de regalo

Acuarela de su condición política, niña editora

CARTAS DE ANA MARIA SOTO
Acuarela de su condición política, niña editora
Al fragor de los ríos políticos que han dejado mi comarca en medio de una gran trifulca papelesca y aprovechando las licencias que otorga la situación coyuntural, no he podido resistirme a reclamar ante usted, señorita, lo que sus lectores han venido leyendo de mí en su gaceta. Me refiero, lo sabe bien, a su sistemática indiferencia para conmigo y mis poesías. Usted se ha negado reiteradamente a publicar mis obras y no le han importado en lo más mínimo mis buenos gestos, mi buena educación, mi respeto que, digámoslo, se han ido deteriorando paulatinamente a medida que pasan los meses. Es cierto que soy una dama, pero la paciencia tiene sus límites, por lo tanto, aunque no me lo haya propuesto deberé mantener con usted a partir de este número una correspondencia entre mujeres MUJERES. No soy del tipo de señoras que se dejan llevar por la impulsividad, característica que usted bien conoce y practica, ni por envidias infundadas, pero ya se veía venir. He estado pensando en los columnistas que colaboran con su revistita, en los autores que allí aparecen, en los poetas que usted, en una actitud derechamente elitista, publica. Todos en mayor o menor grado tienen un tinte político cargado hacia la izquierda, cosa que merece mi mayor respeto porque recuerde que provengo de una formación humanista, Pero que, sin embargo, le hacen un flaco favor a sus proyecciones como editora. Ahora bien, niña, es cierto que yo nunca he insinuado ningún gesto proselitista ni para sus intereses, ni para el de otros, porque a diferencia suya, mi intención es solo difundir poesía y que esta no este teñida con nada que contamine sus cauces. Presumo que usted, querida, debe pertenecer a la izquierda chilena, con la cual no guardo rencillas ni amistades. Esto la ubica en una situación, si no penosa, definitivamente decadente, pues ha de saber todo lo que ha pasado en Chile y en el mundo respecto a sus ideales estatistas. Pero déjeme decirle algo, amorosa, dudo plenamente de sus planteamientos señalados en la editorial de la primera edición de la gaceta. Hablaba usted ahí de pluralismo y de que el perfil editorial sería solo difundir literatura y arte sin caer en esos deplorables campos de la elite que usted desvergonzadamente desacredita. Lo que está haciendo es precisamente los mismo, niña, crear espacios donde solo tienen cabida sus amigos, los amigos de sus amigos y los conocidos de los amigos de sus amigos. Y claro, quizá mis poesías le parezcan de lo más artificiosas si las compara con los poetas publicados en la sección "Vieja y Nueva Escuela" de su boletín; quizá le parezcan fuera de tiempo porque aún creo en la limpieza del lenguaje y en sus más profundas tradiciones castellanas. Por otro lado, lo sabe bien querida, en mis poesías no ataco a nadie, no ofendo a nadie, no protesto por nada, pues esos deslices provienen, creo yo, de personas que intentan configurar una especie de revolución de la cual no quiero ni deseo participar. La verdadera revolución está en el espíritu y en Dios, por ende, cualquier intento de ruptura nacida del mundo está condenada al fracaso infinito. Pero no sigamos por estos ríos. Solo deseo aclarar a usted que ya no voy a insistir en que publique mis trabajos, soy una dama con dignidad. Lo que sí le pido es que me deje seguir colaborando con esta pequeña sección sin que usted espere algo, pues es el único medio de difusión que he hallado, y aunque no sea de mi agrado la gaceta, y a partir de hoy usted, tengo la impresión de que estos gestos míos podrán, si olvida su arrogancia y sus compromisos políticos, ser un aporte a su desventurada odisea. Por cierto, debe estar feliz con las próximas elecciones pues ya sabe que tendrá gobierno a la medida para los próximos 4 años y será una mujer de su rebaño, tan alicaído y tan prepotente. No se afane en contestarme, ya no espero nada de usted, solo lo que le pedí anteriormente.
Me despido acaloradamente, pidiéndole que olvide de una vez y para siempre la invitación a tomar té que le extendí hace unos meses atrás.


Refugio mataquito, verano 2006




RESPUESTA EDITORIAL
Señorita Ana María Soto:
Me dirijo a usted haciendo caso a sus continuos ataques hacia nuestra revista puesto que no es esa la manera de comunicarse entre personas sensatas.
Primero voy a aclarar que nuestra revista tiene una línea editorial conocida y respetada, que ya le hice saber antes. Dentro de esta línea sus "poesías" no tienen ninguna cabida, no porque seamos elitistas, como usted cree, sino porque sus textos no poseen la calidad para ser publicados ( ni aquí ni en ningún lugar; quizás en algún lugar para sub – poetas jubilados provincianos) y usted no se encuentra dentro de los márgenes generacionales con los cuales delimitamos a los escritores que son citados en el espacio Vieja Escuela donde se revisan autores muertos y por de algún modo marginados, mientras que en la Nueva Escuela se hace lo mismo con autores jóvenes que ojalá no hayan sido editados. Como puede ver usted no pertenece a ninguno de los dos rangos (por razones obvias).
Por otro lado, debo manifestar que sí hemos cumplido con nuestros manifiestos. Si a usted no le parece debe ser porque no los comprende. Nosotros no tenemos una tendencia política condicionante sino que actuamos según nuestro sentido común, algo que no trataré de explicarle a usted.
Por último no tengo nada que ver con la candidata a la presidencia por la concertación, a la que usted se refiere soslayadamente, ni me interesa tener algún tipo de relación tampoco.
Espero que esta carta le anime a dejar de criticar infundadamente nuestro trabajo. No se preocupe por la invitación a tomar té porque no bebo té.
Atentamente
Úrsula Starke, Editora La Gaceta de los Muertos

enero 04, 2006

JAVIER HERAUD, el poeta que no temía a la muerte

EL TIMBRE DE BRONCE
Este número por Alejandro Lavquén
Nacido en la ciudad peruana de Miraflores en 1942, Javier Heraud fue uno de los poetas jóvenes del Perú que se anunciaba como una gran promesa literaria. Sus estudios los inició en el Colegio de Los Sagrados Corazones de Belén, para seguir luego en el Colegio Markham. Posteriormente entró a la Facultad de Letras de la Universidad Católica de Perú con el primer lugar, destacándose además por su capacidad de trabajo en la literatura y la belleza de los versos que escribía, los cuales lo llevaron a ganar varios premios en los círculos estudiantiles.
Reflejo de su talento son estos versos, que pertenecen a un poema escrito en 1960 y cuyo manuscrito se conserva: "Yo no me río/ de la muerte./ Sucede/ simplemente,/ que no tengo miedo de morir/ entre pájaros y árboles". Quizá una profecía de lo que sería su temprana muerte en 1963. Javier Heraud estuvo de paso, durante 1961 en la Unión Soviética, Asia, Madrid y París, invitado por el Forum Mundial de la Juventud. En 1962 es becado en Cuba para estudiar cinematografía y regresa a Perú en 1963 como integrante del Ejército de Liberación Nacional, muriendo de un tiro cuando intentaba cruzar el río Madre de Dios en la ciudad de Puerto Maldonado, tenía 21 años de edad. A pesar de su corta vida publicó varios poemarios y trabajos en revistas, entre ellos: "El río" (1960), "El viaje" (1961), "Estación reunida" (1961) y "Poemas de Rodrigo Machado" (1962-1963), que era el seudónimo que Heraud utilizaba como miembro del Ejército de Liberación Nacional y destacaba además su admiración por el poeta español Antonio Machado, cuyos epígrafes son comunes en sus libros.
En cuanto a su obra, ya en su primer poemario "El río", quedó demostrado su talento: "Yo soy un río,/ voy bajando por/ las piedras anchas,/ voy bajando por/ las rocas duras...," (...) "Los niños se me acercan/ de día,/ y de noche trémulos amantes/ apoyan sus ojos en los míos..." (...) "Yo soy un río que canta/ al mediodía y a los/ hombres,/ que canta ante sus tumbas,/ que vuelve su rostro/ ante los cauces sagrados.". En sus textos también es permanente el recuerdo de la niñez y los lugares que lo acogieron, lo que deja reflejado en los siguientes versos, pertenecientes al poema "La casa": "Mi cuarto es una manzana/ con sus libros,/ con su cáscara, con su cama tierna.." (...) "Por mi ventana nace/ el sol casi todas/ las mañanas./ Y en mi cara,/ en mis manos, en el dulce/ clamor de la luz pura.". En "El viaje", nos muestra su desencanto producto de los acontecimientos sociales y, al mismo tiempo, como va adquiriendo un compromiso político mayor: "He dormido todo un año,/ o tal vez he muerto/ sólo un tiempo/ no lo sé." (...) "Pero ya estoy aquí./ He vuelto sin embargo,/ con un raro sabor/ a tierra amarga, muchos sufrimientos/ tenía acumulados/ y es difícil olvidar en un año" (...) "Sin un nuevo sueño/ que me obligue a retornar a mi lecho/ de hierbas y flores,/ sin un nuevo y largo sueño,/ podré construir nuevas palabras,/ tal vez sonreiré con cara alegre,/ alguna vez saludaré a la vida,/ y esperaré a la muerte alegremente,/ con mi seco corazón.". Javier Heraud representa a una generación que se vio conmovida por la pobreza y explotación a que era sometido su pueblo y decidió pasar del compromiso intelectual al compromiso práctico, ingresando al Ejército de Liberación Nacional, que pretendía liberar a su país de la opresión y sentar en su lugar una verdadera democracia, como se puede desprender de estos versos escritos siendo ya un combatiente convencido: "El final de la historia lo dirán mis compañeros/ arriba, abajo, encima de la historia/ y contarán a mis hijos/ historias verdaderas/ y para siempre vivirá la esperanza". O de estos otros, donde el poeta nos explica acerca del momento en que decide su máximo compromiso: "Recordé mi triste patria,/ mi pueblo amordazado,/ sus tristes niños, sus calles/ despobladas de alegría./ recordé, pensé, entreví sus plazas vacías,/ su hambre, su miseria en cada puerta." (...) "Triste Perú, dijimos, aún es tiempo/ de recuperar la primavera". Muchas cosas grises han pasado en el Perú desde que Heraud escribió aquellos versos, y seguramente muchas más seguirán pasando, hasta que un día el compromiso por el que murió el poeta sea asumido por todo el pueblo peruano.

EL REY ANDA CON LOS MONOS

Por Marcelo Mallea


"Nadie lloró cuando murió Tiburón.

Pero cuando el simio muera, la gente va a llorar"

Dino de Laurentiis



No es sospechosa la teoría evolucionista o de cómo nuestra especie conquistó un lugar preferencial en la cadena alimenticia.
Algún día el hombre se encontrará con su homónimo y éste recriminará su paso por la evolución. Repondrá en su sistema de vida, lo increpará hasta hacerle saber que ese modelo provino de fuentes evolutivas, hace milenios.
Finalmente, este homínido, primate, sucumbirá a manos de atónitos militares, dando paso a una clásica historia jamás filmada.
King Kong, una mutación inexplicable proveniente de una misteriosa isla perdida en el tiempo y "descubierta" por un grupo de cineastas aventureros, atrapados entre supremos cavernícolas coléricos, adoradores de este "Gran Rey" de casi 30 metros de altura.
Ese impulso original, del año 1933 se atreve a mostrar el cine y de cómo filmar una película, renovando la fórmula de aventuras, emoción, peligros y destrucciones masivas.
Usando la técnica de animación Stop-Motion, que consiste en otorgar vida a objetos inanimados, cuadro a cuadro, con prolija artesanía, manipulando escenas con pequeños muñecos confeccionados de goma y pieles de conejo y oso.
En las diferentes tomas o cuadros, durante el proceso creativo, las huellas dactilares de los animadores pueden verse en la película a través de los pelos del muñeco, especialmente cuando sube al Empire State.
Para lograr la majestuosidad de King Kong, la "Octava Maravilla del Mundo" (título pensado originalmente para la película), se crearon pequeñas maquetas que posteriormente fueron quemadas.
La campaña publicitaria estuvo pensada para atraer grandes cantidades de espectadores, atraídos por originales posters y gigantografías de casi 8 metros de alto.
Gracias a esta estrategia, la recaudación por entradas al cine rompió todos los récords conocidos hasta entonces y catapultó la leyenda, seguida de dos remakes y muchos, muchos dólares más a través de los años.
La versión de 1976, producida por Dino de Laurentiis no logró recuperar el aura mitificada por la original, sin embargo tuvo la osadía de realizar cambios en el guión original, adaptándola a un prisma setentero que comenzaba a descubrir la magia del video club, alejándose de las grandes pantallas. Por lo tanto, muchos recuerdan esta colorida versión como la definitiva, donde el Stop Motion fue reemplazado por trajes y brazos mecánicos.
La experiencia de este monstruo aterrador, sólo es comparada con su símil genético, el grandioso Godzilla, siempre dispuesto a causar grandes estragos en las urbes empequeñecidas por fuerzas desconocidas, irracionales, donde prima la atemporalidad escénica, es decir el cambio de un lugar a otro para recordarnos nuestro papel en el esquema universal y lo ínfimo del poder y la fuerza bélica desplegada en cada batalla.
El motivo funcional de King Kong está dado por esta casuística fórmula de diferencias aportadas en el descubrimiento de esta bestia, divinizada por hombres salvajes, sorprendidos por el hermoso cabello resplandeciente de la protagonista y ofrecida al simio como una ofrenda, recordamos aquí al clásico cuento "La Bella y la Bestia".
El acercamiento de estos dos mundos opuestos se debe a la reiteración histórica de descubrimiento-sometimiento-esclavitud-muerte.
Hoy, la versión de Peter Jackson se acerca al espíritu original, incluye mismo decorado y performance, pero vitalizado por la magia digital.
Rey Kong volverá, volverá más sofisticado, furioso y enamorado. Volverá a recobrar su lugar en el tiempo, cantando…"No tengo trono ni reina, ni nadie quien me comprenda, pero sigo siendo el Rey…y yo sigo siendo el Rey, el Rey, el Rey sigo siendo yo…"